Home Iniciar sesión Registrarme



Informacion de usuario
Selene

DF
edad: 36
Novato


motivo:
Porque es el mejor juego del mundo.

frase:


intereses:



Ultimas aportaciones
Mis Fotos
Mis Partidas
Mis Articulos
Mis Comentarios
Mis Videos
Mis Enlaces
Mis Anexos
Mis Problemas
Mis Chistes
Libros que recomiendo

Selene

Selene Flores Romero

DF México

Visitas: 495        Comentarios:
2014-05-13 21:14:12
 
La máquina de ajedrez (Novela)
 

Escrita por el periodista y actor  alemán Robert Löhr, es una novela ambientada principalmente en la corte de Viena en el siglo XVIII. Basada en  hechos reales. La novela recrea aquel hecho en que la nobleza autrohúngara quedó deslumbrada por una máquina con figura humana capaz de jugar al ajedrez.


El artefacto fue creado por Von Kempelen y su ayudante carpintero, la máquina con forma de turco no sólo es capaz de realizar jugadas sino es capaz de ganar, lo cual causa asombro y duda entre el público. ¿La máquina es una estafa o es un invento sin precedentes? Surge una atracción hacia la máquina, donde se mezcla un miedo a lo maligna que puede ser una  máquina capaz de pensar y un deseo de querer desenmarañar el secreto. Pronto quienes juegan contra el turco artificial son derrotados y ello provoca una fascinación por el invento.
Lo anterior aunado a la muerte de una aristócrata en enigmáticas circunstancias, hacen que el objeto se vuelve parte de la especulación y el ataque, religioso y de la nobleza. La trama está llena de tensión, pues desde el comienzo el narrador vuelve cómplice al lector del secreto que encierra esta máquina.


La representación sobre la forma en que se desenvuelve la vida aristócrata, la puntual descripción de los personajes y la suma de datos históricos, hacen de la novela una obra recomendable para su lectura. 


La máquina del turco en realidad existió, fue famosa y vivó dando giras de demostración, la mayoría de sus partidas eran ganadas, aunque no pudo vencer al entonces campeón Phillidor. Incluso cuando su inventor murió y su hijo vendió al autómata, el turco siguió compitiendo, se sabe por ejemplo se enfrentó a Napoleón. Aunque siempre se sospechó que era mentira que la máquina realmente pensara, el secreto de sus dueños fue bien guardado, lo cual sólo suscitó sospechas que no podían ser comprobadas.  Alrededor de 15 personas habían operado y compartido el secreto del autómata. En sus últimos años la máquina del turco fue donada al Museo de Peale en Filadelfia, donde en el año de 1854, después de 85 años de existencia, fue destruida por un incendio. Curioso que fue en Filadelfia donde Kasparov perdería contra una máquina.



Denunciar

 facebook
 A  124 personas les gusta este artículo

Agregar comentario: Número de caracteres:


Para agregar comentario debes Iniciar sesinAQUI